La tierra

El anclaje agrícola de Malteurop

La tierra es para Malteurop una preocupación fundamental por dos razones: porque sus orígenes y su accionariado son agrícolas y porque es transformador de materia prima agrícola.

A día de hoy, Malteurop está implantada en más del 80% de las zonas de producción de cebada cervecera y de destilería. Cerca de 10.000 agricultores suministran entre 2,7 y 3 millones de toneladas anuales de cebada cervecera cultivadas en las casi 900.000 hectáreas a lo largo y ancho del mundo.

La cebada cervecera, un cultivo técnico con bajo impacto medioambiental

La cebada cervecera es uno de los cereales cuyo cultivo requiere menos entradas (abonos, productos fitosanitarios). Al contrario de la mayoría de los demás cereales, la cebada cervecera necesita bajos contenidos en proteína y, en consecuencia, una dosis menor de abonos nitrogenados cuya fabricación consume productos petrolíferos, es decir, energía no renovable. La cebada es, por naturaleza, un cultivo bastante resistente a las presiones parasitarias por lo que no necesita muchos productos fitosanitarios.

Planta de ciclo corto, el cultivo de la cebada cervecera requiere un buen nivel de tecnicidad por parte de los agricultores que deben intervenir en el momento oportuno, con rapidez y precisión a la hora de aplicar las técnicas de cultivo.

Malteurop proporciona consejo técnico a los agricultores durante la preparación y más tarde, durante el establecimiento de las técnicas de cultivo adaptadas a las diferentes condiciones pedoclimáticas.

La agricultura sostenible

El equipo de agrónomos de Malteurop asesora a los agricultores durante la implantación de técnicas de cultivo rigurosas para racionalizar y limitar al máximo el uso de entradas.

Malteurop establece relaciones de cooperación a largo plazo con los productores de cebadas cerveceras con objeto de proteger sus abastecimientos y la calidad de sus materias primas. Los agricultores utilizan los productos fitosanitarios estipulados en una lista positiva y restrictiva.

Malteurop articula su estrategia de integración vertical en base a la investigación y el desarrollo de nuevas variedades de cebada cervecera. Único maltero implicado directamente en la búsqueda y selección varietal, Malteurop elabora y selecciona las variedades adaptadas a la evolución de las condiciones climáticas, en particular, la sequía, además de nuevas variedades naturalmente más resistentes a las enfermedades a fin de limitar todavía más el recurso a productos fitosanitarios.

Malteurop fomenta igualmente iniciativas destinadas a incrementar la fertilidad natural del suelo, incitando en especial la cobertura vegetal y así retener los nitratos y proteger el suelo contra la erosión natural.

Estas diligencias responden por completo a las exigencias de los clientes cerveceros que exigen especificaciones cada vez más precisas en cuanto a la calidad y las propiedades de las cebadas de las que proceden las maltas que Malteurop les suministra. Éstas responden además a las expectativas de los consumidores, cada vez más preocupados por el origen local de los productos.