Nuestra historia

Líder mundial de la industria maltera, primer proveedor de la industria cervecera, Malteurop está implantada hoy en 14 países, con 27 fábricas y una capacidad de producción de malta de 2.200.000 toneladas.

La historia comienza en los años 60 en Francia, con la creación de la primera maltería en Reims por una cooperativa de agricultores. Prosigue con la adquisición y creación de varias maltería y después, en 1984, con el nacimiento de la sociedad Malteurop. A continuación, Malteurop conoce un importante desarrollo internacional a partir de los años 90

Orígenes y nacimiento

En 1960, la cooperativa La Providence Agricole, estructura histórica de Champagne Céréales, decide invertir en la transformación de la cebada para garantizar así y por sí misma una mejor valorización de las cosechas de sus miembros ante los malteros. Se construye una maltería en Port Colbert en Reims, la cual es inaugurada en 1961.

Numerosas cooperativas del Noroeste francés se unen a la sección malta de La Providence Agricole y la maltería crece progresivamente. En 1975, se construye una segunda fábrica en Pringy, cerca de Vitry-le-François, incrementando la capacidad total de producción anual a 93.000 toneladas.

En 1977, se crea la Union Providence Malt que reúne una quincena de cooperativas. A principios de los años 80 los grupos cooperativos desarrollan operaciones de recuperación de malterías privadas: recuperación de la S.A. Moselle en Metz y de la S.A. Vandecastelle en Aire sur la Lys. Después de un reagrupamiento en 1982, las dos uniones regionales, Union Providence Malt y Union Champagne Malt, fusionan en 1984 para dar origen a la Sociedad Malteurop.

Crecimiento e internacionalización

1991 marca una etapa importante en el desarrollo de Malteurop con la primera inversión fuera de Francia: la adquisición de participaciones en Intermalta en San Adrián en España, que cuenta además con una unidad en Portugal.

El fenómeno gana amplitud a lo largo del decenio con la construcción de dos malterías en Alemania, en Rostock y en Langerringen en 1993, el alquiler provisional de una maltería en Argentina en 1995 y luego la implantación definitiva en China en 1996.

A principios de 2000, el crecimiento externo prosigue, en España con la adquisición por parte de Intermalta de la fábrica de Albacete y en Ucrania con la creación de dos fábricas en Chernigov y Kharkov.

Simultáneamente, Malteurop prosigue la consolidación de su utillaje industrial con la ampliación de la fábrica española de San Adrián y la fábrica francesa de Vitry-le-François, llevando su capacidad de producción anual a 225.000 toneladas.

A finales de 2006 Malteurop se hizo cargo de dos fábricas del grupo alemán Weissheimer, una en Gdansk, Polonia, la otra en Heidenau, Alemania.
En 2008, con la adquisición de ADM Malting, el líder de la industria de la malta norteamericana (742.000 toneladas) presente industrialmente en 4 países (EE.UU., Canadá, Australia, Nueva Zelanda), Malteurop se transforma en el primer maltero mundial.

El crecimiento continúa con una nueva construcción en Sevilla, España, en 2008. El mismo año, Malteurop se implanta en Rusia, cuyo mercado cervecero experimenta un fuerte crecimiento, con la compra de la sociedad Belgorsolod que posee una maltería en Belgorod, cerca de la frontera ucraniana, una de las regiones más importantes de cultivo de cebada del país.

En 2010, Malteurop lleva a cabo una diversificación estratégica al final de la cadena con la adquisición de la sociedad italiana Diamalteria (Darfo – Lombardia), especialista en la fabricación de extractos de malta y harinas de malta destinados a los mercados alimentarios. El grupo se introduce así en el dinámico mercado de los ingredientes alimenticios a base de malta.

El grupo Malteurop se despliegua hoy a lo largo de toda la cadena de la malta: malta para los cerveceros, malta para los destiladores e ingredientes a base de malta para la industria agroalimentaria.