Tu carrera en Malteurop

Posicionarse en tanto que integrador de la cadena implica poseer una gran cultura del trabajo en equipo en un grupo internacional. El espíritu de equipo es la base de los éxitos de Malteurop, con varios valores esenciales: confianza, respeto mutuo, espíritu de iniciativa y compartir la experiencia.

Las cualidades mejor adaptadas a la ambición del grupo son el saber escuchar, respetar los compromisos, la reactividad y la excelencia en la implantación.

Ser el integrador de la cadena cebada-malta-cerveza, es también materializarse en la variedad de los oficios y las competencias de los colaboradores del grupo: desde el principio hasta el final, desde el desarrollo de variedades hasta la comercialización, de la producción industrial hasta la gestión de riesgos.

Para desarrollar estas competencias, adoptar nuevas tecnologías y concretizar los nuevos desafíos, Malteurop instaura una política de formación ambiciosa, en particular, en cuestión de dirección del cambio y experiencia sectorial.