Obrero y ayudante de producción en maltería

En nuestras malterías, que funcionan ininterrumpidamente los 365 días del año las 24 h del día, el obrero de producción participa en las operaciones automatizadas de trasiego y trasvase de productos. Trabaja a menudo en binomio con el ayudante de producción que asegura la dirección y la vigilancia de las diferentes operaciones de la transformación de la cebada en malta: el remojo del grano, la introducción en la caja de germinación y el secado-tostado. Asimismo garantiza la correcta limpieza de los equipamientos.

Según la “receta", es decir, la calidad deseada para la malta, el ayudante de producción vigila la evolución del grano y su riego. Ajusta la temperatura del aire caliente que seca y torrefacta el grano. Ajusta la duración de las diferentes operaciones a todo lo largo del proceso.

En función de los diferentes factores: variedades de cebadas, procedencia geográfica del grano, condiciones climáticas del año de cosecha, condiciones y duración de almacenamiento, el obrero y el ayudante de producción se cercioran, en cada etapa del proceso, de correcto desarrollo del producto vigilando su calidad. A veces denominado también “germeur", el ayudante de producción sigue de cerca la evolución de la transformación del cereal en malta: observa, huele, toca, prueba... “el es la malta”.