Responsable de mantenimiento de maltería

El responsable de mantenimiento garantiza un estado de funcionamiento correcto y la seguridad de los equipamientos, el material, las infraestructuras y los edificios en un proceso de fabricación en continuo donde el tiempo reservado al mantenimiento está contado. Cada intervención de mantenimiento tiene, por tanto, un gran impacto en la producción, sobre todo si se tiene en cuenta que ciertos equipos como el tostador o la planta depuradora son cuellos de botellas críticos para la fabricación de la malta.

Define y optimiza los medios que se deben implantar para mantener o mejorar los rendimientos del aparato productivo en términos de coste y porcentaje de utilización de las máquinas, precisamente cuando las instalaciones sufren fuertes tensiones debido a los importantes tonelajes de productos y las transferencias reiteradas dentro de la fábrica. Por ello, debe adaptar con su equipo los medios de manutenciones y humanos que, de hecho, son igual de importantes.

El responsable de mantenimiento se enfrenta a las características de equipos complejos, ya que dos etapas del proceso se desarrollan en "ATEX" (atmósfera explosiva), lo que influye sobre los equipos y los modos operatorios de mantenimiento para la seguridad de los bienes y las personas, mientras que ciertos equipos funcionan en atmósfera saturada de humedad y otras con elevada temperatura. El responsable de mantenimiento gestiona además los equipos de tecnologías diferentes, puesto que Malteurop invierte constantemente para mejorar los equipos existentes, sin cesar al mismo tiempo de invertir en nuevas unidades de producción.